Dios no creó las fronteras; las hicieron sus adoradores y los gobernantes de la UE lo acabaron de joder…

Dios no creó las fronteras; las hicieron sus adoradores y los gobernantes de la UE lo acabaron de joder…

Mapa-refugiados-Europa-Raul-Sanchez_EDIIMA20150827_0112_18

Europa levanta siete vallas contra el mayor éxodo humano desde la II Guerra Mundial

por albertiño12 a publico.es 
27/08 02:57 publicado: 27/08 19:00

Poner alambradas de espino a la Europa sin fronteras es la única solución implementada por los Estado miembro de la UE a la crisis de los refugiados. Desde que estalló la guerra en Siria el goteo de refugiados que llegaban a la UE se ha convertido en una auténtica riada. Pero las bombas y las balas no son el único motivo por el que se huye de un país. El hambre, el arma más mortífera del planeta, sigue azotando los países africanos, que sumado a los conflictos armados, ha generado el éxodo que llena de cadáveres el Mediterráneo.

Encuentran a 50 refugiados muertos en un camión en Austria

por comu a telecinco.es 
27/08 13:05 publicado: 27/08 14:45

Las autoridades austriacas han encontrado los cuerpos sin vida de 50 refugiados en el interior de un camión aparcado en una carretera entre las localidades de Neusiedl y Parndorf, según ha informado el diario local ‘Krone’.

Qué pasa en los países de donde salen las personas que llegan a Europa

por fofito a eldiario.es 
27/08 07:26 publicado: 27/08 18:30

El 65% de las personas que han llegado a Europa por el Mediterráneo en lo que va de año vienen de Siria (43%), Afganistán (12%) y Eritrea (10%) Huyen mayoritariamente de países en guerra, regímenes autoritarios y violaciones de derechos humanos.

Transcribo estos tres  scoops de Menéame.net, entre otros centenares posibles, que cuando se abren a noticia completa conmueven el alma, si uno la tiene y le da de comer de lo bueno y de lo malo. Y la primera idea que se me ocurre es que Dios –si existió y existe-, siendo omnipotente, o es perverso e inmoral, como decía George Carlín, o pasa de los medios de comunicación y no se entera de la cosa, lo cual pone en duda su don de la ubicuidad o al menos la de verlo todo, como se le atribuye. Una segunda posibilidad es que no sea omnipotente y ande llorando los efectos no deseados de su creación, pasados un miles de millones de años, sintiéndose impotente frente a los desafueros de sus adoradores.

Difícil le resultará al tal Dios entender que, prácticamente en todos y cada uno de los 194 países censados como tales, alguna o mucha gente pasa hambre no obstante los millones de toneladas de alimentos que se tiran cada día a los contenedores como excedentes de la sociedad opulenta del consumo en parte del llamado “Occidente”, o las cosechas y productos que se destruyen para mantener los precios de mercado altos. Tampoco entenderá que, además, sus hijos gobernantes malgasten el papel-dinero en su autobombo, en su glamour de políticos, coches oficiales, sueldos escandalosos, armas y similares, puesto que con ese papel-dinero se podría erradicar el hambre y la miseria en los distintos países.

Y, último y sobre todo, no entenderá de donde salen las fronteras, las nacionalidades, las vecindades administrativas y los DNIs, ninguno de los cuales se le ocurrió a él establecer, a efectos de discriminar a sus hijos.

Y es que las fronteras creadas por sus adoradores mantienen en la infelicidad, el desarraigo y la hambruna a muchos de ellos. Las fronteras, como fotos fijas en un momento determinado, dependen de contingencias históricas diversas (guerras, invasiones, agresiones, anexiones…) y son puramente artificiales. Sin embargo, por la nacionalidad, ciudadanía y vecindad civil, se condena a la gente a malvivir o a mal morir. Uno, gameto errático aún no censado, pudo hacer fortuna en un útero occidental y nacer en Londres o en Suiza en familia con cuenta corriente, pero labró su desgracia naciendo en una choza en Senegal y ahí cambió su suerte.

Pese a tener el mismo origen y composición biológica, la misma carne y hueso, la pertenencia a una nacionalidad o a otra otorga el derecho a vivir en condiciones diferentes; puede uno tener servicios médicos o no, trabajo o no, comida o no, o sea, el derecho a vivir con unos mínimos dignos o puede sufrir la maldición bíblica de tener que malvivir y morir indignamente.

A estas alturas de la historia, el egoísmo inhumano de los estados o, mejor dicho, de sus cínicos gobiernos, llega a justificar el cierre de fronteras para “proteger” a sus nacionales de los inmigrantes que abandonan sus países buscando simplemente el poder comer y vivir. A ellos se les cierran las verjas a cal y canto, negándoles el derecho a existir, al tiempo que los políticos burócratas de esos estados auto proclaman que no son racistas, en un intento burdo de lavarse la mala conciencia.

inm2

Y en los últimos años, ahí llegó la política de la UE, que en muchos casos, ha resultado particularmente cínica y criminal, porque en su momento promovió guerras civiles en países que vivían en paz y prosperidad, coadyuvando al amigo USA en sus guerras imperiales de expolio, y ahora sus sesudos burócratas apenas atinan a comprender lo que han hecho y mucho menos a aceptar su responsabilidad en los efectos derivados de ellos.

Por ejemplo, Libia, Siria, Irak… eran sociedades estables, países con ratios envidiables de calidad de vida (educación, sanidad, alimentación, servicios, legislación civil), y hubo de llegar la alianza USA-UE para imponerles la “democracia occidental-pax americana” con la excusa mediática de liberarles de dictadores y promover primaveras árabes de libertad…, pero con el objetivo real de apoderarse de sus materias primas y lucrarse en inversiones en su “reconstrucción”, -obviamente, tras su previa destrucción-, probando y vendiendo de paso sus armas excedentes para el gran negocio de sus industrias militares nacionales. Al cabo de varios años, la acción-invasión “democracia” occidental objetivamente sólo ha significado la desolación dantesca en esos territorios; la destrucción de sus estructuras sociales, civiles y de servicios, la muerte y mutilación de millares de los previstos “beneficiarios” de esa “democracia” occidental, el desgobierno, la destrucción de las estructuras administrativas de dichos estados liberados, la aparición de tribus y señores de la guerra, la implantación de leyes religiosas medievales, la persecución, el paro, la hambruna y el éxodo de miles de residentes en esos países, como exiliados políticos o como exiliados sociales hacia esa Europa que, con su supuesta “intervención democrática liberadora”, les ha llevado al caos, y ahora, con 2 mil y pico muertos en lo que va de año ahogados en las costas de España, Grecia o Italia o axfisiados en camiones y perseguidos en las carreteras, esclavizados por los traficantes de humanos, les niega el paraíso occidental democrático que les quiso exportar a sus estados. Hay otros países con casuística especial (Afganistan, Eritrea, Nigeria, Somalia) en los que también es de ver la mano de estos libertadores occidentales que ha conducido al mismo resultado, al promover, en vez de la paz, las guerras civiles de todo signo y justificación.

El problema para estos burócratas gobernantes del la UE, es que ahora, a estos emigrantes y refugiados creados por ellos con su aventura guerrera neo colonial en su seguidismo acrítico del amigo americano, les resulta imposible atravesar el Atlántico o el Pacífico en pateras para plantarse en las costas del amigo USA, quien, por tanto, pasa el asunto, siendo más lógico para ellos el intentar a vida o muerte atravesar los pocos kilómetros del pequeño Mediterráneo en busca de la tierra prometida de democracia, libertad, trabajo y alimentos; situación que ha creado un auténtico crash en el pensamiento y previsiones de los burócratas de la UE, tan cínicos y criminales como chapuceros, y una evidente crisis de opinión pública por mala conciencia en sus ciudadanos nacionales. 

inmi

En todo caso, (más allá de la dificultad intrínseca del asunto, de la organización y evolución histórica de los estados, de los equilibrios macroeconómicos y presupuestario de los mismos para la prestación de sus servicios, de la evolución de las normativas de adquisición la nacionalidad, derechos civiles y prestaciones de sus nacionales etc., que enmarcan las respectivas fronteras, -que no ignoro y expresamente admito-, y que a algún listillo serviría de argumento para acusarme de demagogia), en términos de justicia humana universal, resulta impresentable que en esta época de la civilización la insolidaridad y la barbarie de la muerte de nuestros semejantes se justifique por los burócratas en las fronteras: Acaso un pájaro es español cuando está en España y pasa a ser francés cuando cruza la frontera? Pierde uno la condición de ser humano por haber nacido o residir en un país y no en otro o por emigrar a otras tierras? Pues para estos burócratas inhumanos parece que sí…

Y quién coño y con qué criterio creó las fronteras? Andaba Dios por ahí o estaba tomándose unas cañas…?

Addenda: Ya publicado el post, un lector me manda esta imagen afirmando convencido que podría ser la solución al problema…

patera

(679)

FacebookTwitterGoogle+RedditGoogle GmailCompartir
joanmarti
Escriito por joanmarti

Abogado de profesión; juntaletras revoltoso de afición y aflicción, diletante del pensamiento embebido en la relatividad y la cuántica... No hay más.

2 Respuesta a los comentarios

  1. Avatar
    agosto 31, 2015

    Subscribo desde la “E” de Europa a la “a” de problema.Gracias por tu esfuerzo en ofrecernos tan claramente la miserable actitud europea y occidental, sobre la humanidad de las gentes que huyen de azotes de hambre y guerra,creadas por los mismos.

    Responder

    • Avatar
      agosto 31, 2015

      Gracias Manol. Es el sentir de muchos, aunque desgraciadamente no sale en los telediarios.
      SALUDO

      Responder

Leave a comment