Un modesto ensayo: Fatalismo, principio antrópico y políticos corruptos..

Un modesto ensayo: Fatalismo, principio antrópico y políticos corruptos..

En la reentré de septiembre, regresado de Portugal e impresionado por los casos de corrupción galopante en el sistema patrio leyendo los falsimedio, (ver el mapa de la corrupción), comenzó a rondarme una idea curiosa; si acaso existe relación entre el principio antrópico de la física y la cosa política.

En términos de física teórica, el principio antrópico afirma que el universo es como es porque si fuera diferente no estaríamos aquí para observarlo, lo que explica por qué cada parámetro de la física tiene el valor/magnitud que tiene; desde la intensidad de las fuerzas nucleares a la energía oscura y la masa del electrón. Si la fuerza nuclear fuerte fuera diferente, los protones y los neutrones no podrían unirse para formar núcleos y los átomos no podrían formarse, con lo que la química no existiría, ni el carbono, y por tanto tampoco la biología ni los humanos. Y yo, por cierto, no andaría con estas cábalas ni tú estarías preguntándote de qué va esta historia tan rebuscada, ciertamente abstrusa.

Yendo al caso de los humanos, si nosotros no existiéramos, ¿quién «observaría» el universo y evitaría que fuera sólo una sopa cuántica de probabilidades? Pues parece que nadie, y esto resulta teoría científica contrastada, absolutamente empírica. Atendiendo ahora al caso del universo conocido, aun admitiendo que los átomos existieran y el universo hubiera evolucionado hasta formar las estructuras que conocemos hoy, si la energía oscura fuera sólo un poco más fuerte, las galaxias y las estrellas ya estarían derruidas y nosotros en la nada. En resumen, cambios muy pequeños en los valores de las constantes físicas, en las intensidades de las fuerzas o en las masas de las partículas, tendrían consecuencias incómodas, por decirlo de alguna manera, de suerte que ni siquiera podríamos estar especulando tan alegremente en este momento, pues ni existirían teclas ni dedos para teclear estas ociosidades. Lo cual que, en el decir de Feynman, Strauss, Dirac, Einstein y todos esos, el universo anda muy bien ajustado, casi al dente, y así todas las fuerzas son «simplemente las correctas» para que el desarrollo de las especies y de la humanidad haya sido posible. ¿Y por qué? Pues nadie lo sabe, simplemente es así y de no ser así tampoco podríamos comprobarlo porque no estaríamos por aquí para saberlo. Hay que joderse!!

En clave de organigrama social y político, y pelín de cachondeo, alguien sostiene que el mismo principio resulta aplicable a los políticos, en cuanto que estos tipos, mayormente los corruptos, son el resultado de un proceso fatalmente inevitable, de un similar principio antrópico de corrupción cuasi galáctico. Y así es que desde antiguo, y aún más según vemos en los últimos años, con todo respeto a Webber y Pareto, -salvando la teoría de los grupos de los «pocos de mucho» y los «muchos de poco»-, este determinado modelo de organización social (de organización productiva, Marx mediante) hace que la existencia de estos parásitos resulte inevitable, porque la organización social impone un modelo de organización política y éste la “representación” subsiguiente y la correlativa “delegación” del poder ciudadano en estos mendas, lo que,  por la propia naturaleza humana, pura biología de la supervivencia, deriva en la corrupción consustancial al invento que ya nace “legalizada” y que tan bien conocemos. De suerte que la corrupción y sus beneficiarios existen porque determinada organización social y económica se halla ajustada también al dente, retroalimentando la organización política y a sus empleados, los políticos corruptos.

 

No sé si se me entiende..

(A Palazón, intenso, entrañable y amante de las ideas profundas; también a Candela, a quien le he dado la vara con esta historia..)

joanmarti
Written by joanmarti

4 Respuestas a comentarios

  1. Avatar
    septiembre 06, 2012

    No conocía el principio antrópico, impresionante y grosso el post, viste, pero no solo en España hay malones, aquí en la Argentina tenemos nuestros chanchos.

    Reply

  2. Avatar
    septiembre 06, 2012

    Posiblemente si el átomo fuera mas grande y con mas electrones nosotros no existiríamos, pero los corruptos seguro que si, estoy firmemente convencido de que con mas electrones, aún serían mas cabrones, basándome en este supuesto no en el principio antrópico sino en el principio antropofágico . (:-))

    Reply

  3. Avatar
    septiembre 07, 2012

    Joan, cuánto te admiro. ¿Cómo es posible que una mentalidad jurídica tal como es la tuya sea, al propio tiempo radicalmente analítico en el sentido esisensteiniano, cómo se puede profundizar tanto en la esencialidad de un universo tan distinto al nuestro habitual de las ramplonas leyes con la que nos aburren nuestros colegas jurídicos?

    Sólo una mente tan abierta y profunda como la tuya es capaz de pasar de un universo a otro tan radical como el que lava.

    Joder, Joan, acuérdate de mí cuando estés en otro de tus jodidos paraísos, porque estoy absolutamente seguro de que no lo has hecho recientemente en Portugal..

    El más agradecido de los abrazos del más viejo de todos los hombre.

    Reply

  4. Avatar
    septiembre 07, 2012

    Gracias a tod@s. A Palazón, Futbolín, Juan, Severiano, Fani, Ludiel y tantos otr@s amig@s a los que sería largo nombrar. A todos los que, os guste o no lo que escribo, ponéis comentarios, que es la salsa de ésto. Es lo más gratificante que me puede suceder, ya que este blog es un simple intento de intercambiar ideas para ver si nos aclaramos en este asombroso camino que es la vida, la biológica y, sobre todo, la social. Sinceramente, gracias.
    Salu2 y sigamos ebn el sueño que nos lanza…

    Reply

Leave a comment